¿Hay vida más allá de los torneos?

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Hola a todos y bienvenidos a una nueva entrada en la Taberna del Arcanista!


Recientemente he hecho un parón como organizador de torneos en la Asociación Tessen, aunque sigo haciéndome cargo de toda la gestión en las redes sociales y de mis campañas de rol. Ese parón ha sido causado en algún juego por falta de asistencia a los torneos o actividades, aunque hacemos lo que podemos, otros porque se han hecho cargo otras personas de la asociación con más dedicación y tiempo por ciertos juegos y otros juegos se han dejado por cansancio, así, directamente.


Gavà no es el Triangulo friki de Barcelona precisamente, cuesta mucho llevar a cabo ciertas iniciativas y actividades fuera del núcleo friki de una gran capital como es Barcelona, y más actuando como una asociación sin ánimo de lucro, ni subvenciones ni cuotas de socio, en ese caso la trama se complica, pero decidimos hacerlo de este modo, ser más independientes y no deberle nada a nadie.


El caso es que como decía más arriba, cuesta mucho hacer torneos y actividades de cualquier cosa. Como asociación colaboramos y hemos colaborado con tiendas locales, ya sea de nuestra misma ciudad, ciudades cercanas o incluso de Barcelona capital, pero la asistencia puede variar mucho dependiendo del juego y de los premios que se pongan como premio para el torneo.


Está claro que una asociación difícilmente va a poder poner premios mejores que los de una tienda, eso es así por distintos motivos.


Una tienda puede poner de premio kits de torneo o los mismos productos que tiene en venta en su tienda, ya sean sobres de cartas de Magic o naves de X-Wing entre otros. Esos premios, esos productos, ya de base les sale más baratos a una tienda que a un particular, además, esos productos que ponen como premio, se facturan como venta, eso ya es un beneficio como vendedor, y al crear un evento como un torneo, no importa solo el torneo como tal, tantos jugadores juntos en un torneo con necesidades para mejorar sus mazos, o escuadras, pueden reportar ventas extra y beneficios a parte del propio torneo. Por no hablar de que es muy común que parte de la recaudación se facture como beneficio y no se destine a premios, eso hace que se puedan poner mejores premios ya que la recaudación es mayor por unas cosas u otras. También es cierto que a veces hay premios peores en el sentido de que para un torneo de X-Wing de 20 jugadores, solo se ponga un kit de torneo por ejemplo...


En cambio una asociación compra los premios a precio venta público, que es más caro que lo que le cuesta ese mismo producto a una tienda, los jugadores van al torneo a jugar únicamente, saben que no pueden comprar nada en la asociación, por lo que una asociación recibe únicamente el dinero de lo que cada jugador ha pagado para poder participar en el torneo, los responsables recuperan su parte de lo que se han gastado en los premios que han pagado previamente de su bolsillo, de su propio dinero, personal. Además, normalmente una asociación destina toda la recaudación en premios o dependiendo de su método de recaudación, destina una pequeña parte para costear gastos de la asociación, y el resto, para premios, ya que una asociación ha de comprarse sus propios tableros, tapetes, publicidad, etc.


El caso es que da la impresión de que para ciertos juegos solo existan los torneos, he visto como mucha gente queda para jugar, pero únicamente para prepararse, para amoldarse a su lista de cara al siguiente torneo, me da la impresión de que no haya otra cosa más que torneos, y me surge la pregunta: ¿Hay vida más allá de los torneos?


Parece que cada vez hay más jugadores con la fiebre del cartón o la fiebre del acrílico que se obsesionan con los torneos, los cuales deben ganarlos a toda costa, sin importar los modales, los organizadores, las propias reglas del juego, sólo por conseguir esa carta carísima que hay de premio o los acrílicos o la nave que hay de premio.


Pero, realmente ¿Hay vida más allá de los torneos? ¿Hay jugadores que quedan para jugar sin importa que haya o no un torneo, simplemente para divertirse o hacer alguna campaña o un modo de juego poco habitual?


Yo personalmente voy a trabajar por ello, hay vida más allá de los torneos, claro que sí, un mundo enrome aún por descubrir.


Y hasta aquí la entrada de hoy de La Taberna del Arcanista!


Y tú, ¿Qué piensas? ¿Hay vida más allá de los torneos?


Un saludo!!!